La performance consiste esencialmente en una improvisación en que el cuerpo electrónico propone en tiempo real diversas posturas y movimientos, transformando a la interfaz en un objeto orgánico.El resultado es una composición sonora y corporal en tiempo real, producida por sonidos en movimientos, por cuerpos sonoros, y electrónica viva. Es un espacio que va más allá del sonido, de lo digital y de lo corporal, es la transformación y plasticidad constante de un objeto que dialoga con un cuerpo/máquina.

Prsentada en Aimaako 2012/ Museo de Arte contemporaneo 2013/ Universidad Mayor 2013/ Festival Vertientes 2013/ Universidad de Valparaíso 2014/ Encuentro Cultura Digital 2014